Mi ESTRATEGIA by Juan Jose & San Juan Habana feat. Isaac Delgado

Son y danzón para Los BEATLES.!!  

Hace unos cuantos meses me llego la copia de un CD, coloqué el CD quemado en mi equipo y acto seguido comenzaron a escucharse las notas iniciales de un son montuno, bien ejecutado, al estilo del Septeto Nacional de Ignacio Piñeiro.
Con los primeros compases comenzó la parte vocal y entonces, comenzó a emerger una letra en inglés, de un tema de Los Beatles. No podía creer lo que escuchaba y cambié al segundo track. Una suerte de son con guajira era el arreglo de “Hey Jude”, también de los Beatles. El tercero era un danzón que se transformaba en charanga para adornar la letra de “Get Back”. Y luego un guaguancó, y así muchos géneros musicales cubanos se hacían asiento de temas del cuarteto de Liverpool. Voces perfectas, dicción perfecta de inglés de Inglaterra, arreglos concebidos en atención a cada tema, solos de flauta, de violines, un bajo monumental, una percusión ancestral e impecable.

Asi comenzó la búsqueda por la verdad., de los músicos que participaron en esta joya musical, el cual es un sentido homenaje de varios músicos y agrupaciones cubanas a la obra de Lennon, Mc Cartney, Harrison y Star, los cuatro que sacudieron al mundo. La grabación fue hecha en Cuba, imagino que de esta forma los músicos de la mayor de las Antillas se han sacado el clavo que tenían desde el principio mismo de la revolución, cuando escuchar a Los Beatles era “un acto imperialista” y esas cosas. El productor artístico es Luís Rojas “Rojitas”, quien durante un buen tiempo estuvo en la orquesta de Adalberto Álvarez “Adalberto y su Son”, el disco fue costeado por dos panameños, quienes habían llegado a La Habana buscando talentos musicales y hubo afinidad en la idea de trabajar la obra del cuarteto de Liverpool.

Ahí viene el son nos hace recordar asimismo el extraordinario intento que hiciera comenzando la década de los 90 el también cubano Willi Chirinos con el tema “Un tipo típico”, un experimento sensacional que ponía sobre el tapete el conflicto de una generación caribeña a la que le gustaba la Sonora Matancera, pero también Los Beatles; que bailaba el son, pero disfrutaba igual el rock.

En cuanto al disco, podemos decir que los arreglos fueron hechos por Pucho López y que entre otros músicos participan Los Papines y Vocal Sampling, así como instrumentistas diseminados en agrupaciones como NG, Aragón y otras. El título del CD es tomado del track 8, “Here comes the sun”, transformando el sun por son. “Here comes the son”: canciones de Los Beatles al estilo cubano… recuerden El Magazine de la Salsa, por 1.220 AM Radio Aeropuerto de Martes a Viernes a partir de las 11:00 de la mañana. Saludos y hasta la próxima.

Orlando López
Diario La Verdad – Jueves, 28 de Octubre de 2004
EL MAGAZINE DE LA SALSA

Chico... !!  

Uno de los más felices cuentos de restauración de una carrera musical ha sido protagonizado por Arturo “Chico” O’Farrill. Durante los últimos seis años, O’Farrill recibió un amplio reconocimiento a su trayectoria como nunca antes. Sus discos Pure Emotion (1995), Heart of a Legend (1999) ambos nominados al Grammy y Carambola (2000), develaron, para muchos, un secreto muy bien guardado durante tres décadas: sus atributos en el manejo de un noble lenguaje orquestal, el del clásico big band con 5 saxofones, 4 trompetas, 4 trombones, piano, bajo y percusión. Eso hizo que su nombre saltara de un simple pie de pagina a ser escrito en mayúsculas, y con negritas. El letargo de O’Farrill se debió mayormente a sus hábitos perfeccionistas. Luego de crear esplendorosos arreglos entre los años 40 y 60, se especializó en música publicitaria para la televisión norteamericana. Siempre dijo que el big band era su instrumento, y que si no disponía de un buen soporte disquero y libertad creativa, prefería dedicarse a otra rama de la música. Y eso fue lo que hizo.
Hijo de irlandés y alemana, O' Farrill nació en La Habana el 28 de Noviembre de 1921. Su padre, un prestigioso abogado, quiso que su hijo le siguiera los pasos y lo mandó a estudiar leyes en una academia militar en Georgia. Sucede que el joven pensó otra cosa al escuchar a Louis Armstrong, así que agarró una trompeta y eligió una carrera musical. A su padre no le quedó otra cosa que negociar con él, con la condición de que siguiera estudios formales de conservatorio. Sin embargo, O’Farrill nunca pensó en dedicarse a la música académica. Su principal interés siguió siendo el jazz, y aunque trató de fusionarlo a la música cubana, el experimento fue rechazado localmente, optando por probar suerte en Nueva York hacia 1948. Allí comenzó a arreglar para Benny Goodman (fue éste quien lo bautizó como “Chico”), además de trabajar por encargo para Count Basie, Gil Fuller, Stan Kenton y Quincy Jones. Paralelamente, se había roto la línea divisoria entre el bebop y los géneros afrocubanos gracias a la labor de Machito y sus Afrocubanos. Entonces vino lo bueno. El empresario disquero Norman Granz incorporó a O’Farrill en un proyecto concebido para Machito, con la inclusión de Charlie Parker, Flip Phillips, Harry Edison y Buddy Rich. O’Farrill aportó la explosiva “Afro-Cuban Jazz Suite”; ambicioso trabajo que aplica el concepto del jazz big band a la música cubana, amén del soporte formal académico y sofisticadas armonías. En esa línea le escribió a Dizzy Gillespie "The Manteca Suite” y “Oro, Incienso y Mirra”; "The Aztec Suite” para Art Farmer, y "The Second Afro-Cuban Jazz Suite". En 1955 regresó a Cuba y hacia 1957 se mudó a México, donde arregló y dirigió grabaciones para Bola de Nieve y el Cuarteto D’Aida, hasta que en 1965 volvió a Nueva York.
Junto a su citado renacer, O’Farrill arregló en 1993 para David Bowie y Mario Bauza. Luego Wynton Marsalis lo invitó a su proyecto Jazz at Lincoln Center en 1995 y Fernando Trueba lo incorporó en su documental Calle 54 en 2000, además de presentarse semanalmente en el club Birdland en Manhattan, siempre, al frente de su big band. Su imaginación y vigor permanecían intactos, aunque el reloj del tiempo pensó otra cosa al disponer de su vida el 27 de Junio de 2001 en Manhattan, a sus 79 años. Cualquier arreglo de Chico O’Farrill es un alarde de imaginación, una sinfonía de bolsillo, así que les invito a sintonizar El Magazine de la Salsa, el cual se transmite por 1.220 AM Radio Aeropuerto de Martes a Viernes a partir de las 11:00 AM. Saludos y hasta la próxima.

Orlando López
Diario La Verdad – Jueves, 07 de Octubre de 2004
EL MAGAZINE DE LA SALSA

Adalberto Santiago, graba por vez primera como solista en el año:

Respuesta a la pregunta anterior...

Quien fue el primer baterista de los Van Van.
El 22% de los viistantes acertaron alindicar que Blas Egüe fue el primer Baterista de los Van Van

Inscribete en OZUSALSA

Inscripción en Organización Zuliana de Salseros

Nombre Completo:
Correo Electrónico:
Teléfono celular:
Tip: How to clear history
How to clear history saftly
Teléfono Hab.
Dirección
Dirección Trabajo
Teléfono Trabajo
Verificación de Imagen
Por favor introduzca el texto de la imagen
[ Refrescar Imagen ] [ Que es esto? ]