Mi ESTRATEGIA by Juan Jose & San Juan Habana feat. Isaac Delgado

Los 48 años de sabor del Sexteto Juventud  

Sexteto Juventud con "La Guarachera de Cuba, Celia Cruz". Foto Cortesía de Olinto Medina

Cuando se habla de “salsa” en Venezuela uno se ve obligado a cabalgar sobre los recuerdos. Alguna vez mencionamos que nuestro primer encuentro con el género fue a través de Federico y su Combo Latino; tiempos de carnavales y de caretas, de negritas y mucho papelillo. Esos momentos podríamos ubicarlos en 1962, precisamente el año en que se funda en el 23 de Enero, un Día de las Madres, el Conjunto Rítmico Juventud, el mismo que más tarde pasaría a llamarse Sexteto Juventud.

“Eso fue el 13 de mayo de 1962. Es decir, que ayer cumplimos 48 años de vida artística… y los que faltan”, comentó el hacedor de la agrupación, Olinto Pastor Medina Sánchez. “El papá de los helados”, como él mismo se califica. Lo cierto es que Olinto ha batallado duro con el Sexteto, logrando altos y bajos, acumulando éxitos y echando a un lado los malos momentos, que en el mundo de la música los hay a borbotones.

— Olinto, ¿y tú qué tocas?
— Comencé con la percusión y más tarde, por requerimientos del grupo, me monté en el bajo y estoy en los coros. Mi hermano, Juan Sánchez, mejor conocido como “Ojo ‘e vaca”, se aplica en el tres y en el piano.
— Pero tú no naciste en el 23 de Enero. Una vez leí que eras del estado Lara…
— Eso es correcto. Nací en Barquisimeto, en Aguada Grande. Cuando tenía siete años mi mamá se vino a Caracas con toda la prole. Eran tiempos duros y la capital ofrecía oportunidades. En total, éramos siete hermanos, ya sólo quedamos dos. Nos vinimos a Ciudad Tablitas y de allí pasamos al bloque 44 del 23 de Enero. Por ese entonces el ambiente era otro, bien sano. Los muchachos escogían lo que iban a ser en un futuro. Yo me la pasaba en la esquina, con los músicos, por lo que no es de extrañar que me haya encaminado por ese lado.
— ¿Recuerdas a los fundadores del Sexteto?
— ¡Claro! Todavía no me ha llegado el alzheimer… je, je… Estaban los hermanos Carlos y Marco Tulio Crocker, Arturo López, Alberto Hidalgo, Alfredo Arraiz y mi hermano Juan.
Para no equivocarse, Olinto saca el álbum de fotos, los recortes de periódico y más de 30 CD que vienen a ser la vida musical del Sexteto Juventud. Le ha dedicado toda su vida y gracias a su responsabilidad ha podido capear temporales. El estilo del Sexteto Juventud ha estado siempre ligado al sonido del barrio, quizás por ello ha persistido en el tiempo. Cada agrupación tiene un sonido especial y el de esta agrupación suena con fuerza desde hace casi cinco décadas.

“Nuestra influencia –pienso– fue la música cubana de aquella época, la que nos llegaba por la radio. La Orquesta Aragón, el Trío Matamoros, el Conjunto Caney… recuerdo que en los años 60 Tito Rodríguez tenía un sexteto llamado La Playa. Nosotros buscamos esa referencia, porque el sonido atraía a los bailadores. Era el barrio, pura tierra”.

En la época dura de la salsa, cuando en la radio el género trataba de colarse y echar a un lado las
influencias extranjeras como el rock, el soul, el twist y todo lo que nos llegaba de otras latitudes que, sin demeritar su importancia, definitivamente no eran lo nuestro, el Sexteto Juventud fungía como emperador.
En una crónica como esta no podía faltar el nombre de Phidias Danilo Escalona, quien confesaba
ser admirador incondicional del grupo. En una oportunidad, “El Bigotón” nos comentó que la “salsa” tenía intérpretes y canciones que nunca pasarían de moda, como su compadre Tito Rodríguez. Hablaba de Federico Betancourt y su Combo Latino, Los Dementes de Ray Pérez y el Sexteto Juventud, donde una voz había logrado imponerse y le había dado ribetes de la pertenencia. “Ese fue ‘Tabaco’, mi hermano del alma. La gente aún nos solicita Mala, Caramelo y chocolate, La cárcel, Mi calvario y Guasancó, números que alcanzaron el primer lugar del ranking musical. Guasancó fue nuestra primera grabación en disco de 45…”

“Tabaco”, el inolvidable Carlos Quintana, un sonero extraordinario, tipo larguirucho y lleno de humildad, entró a la agrupación por accidente. La suerte le llegó cuando Elio Pacheco lo presentó ante Olinto Medina como bongosero y así fue contratado. Más tarde, en uno de esos ensayos cotidianos, el cantante oficial no le llegaba al número que había que interpretar: Guasancó.
Después de tres horas, Olinto había decidido ya no montar la pieza - “Tabaco” se ofreció para cantar y fue así como se inició la leyenda.

“Un verdadero fenómeno. Esto siempre lo digo porque él no sabía qué era una corchea. No sabía nada de música, pero tenía sangre de sonero y emitía ondas de sabor inigualables. Su carisma era total. Su presencia fue factor decisivo para el Sexteto”. Aparte, el Sexteto ha contado con muy buenos cantantes como Nelson Navas, Raúl Parada, Erasmo Machado y Oscar Mijares.
“Hemos logrado más de 300 composiciones grabadas. Actualmente estamos fajados en una
nueva producción, el Sexteto Juventud con los metales. Ayer arribamos a nuestro aniversario número 48, hay Sexteto para rato

Angel Mendez
Swing Latino
14/05/2010

La guaracha de Nelson Navas  

Nuestro país está lleno de estrellas, pero no todas brillaron desde el principio. Algunas de ellas fueron –y son producto– de una promoción fuera de serie. Cuando en el “boom” de la salsa surgieron nombres que no merecían llegar a donde lo hicieron, otros quedaron opacados a pesar de ser poseedores de un extraordinario talento.

Figuran en esa lista cantantes, intérpretes reconocidos, etc. La lista es grande. Todo era asunto de promoción, porque las disqueras invertían más en unos que en otros. Auge de la “payola”; es la cosa.

El personaje que hoy nos ocupa tiene 42 años montado en una tarima y 61 de vida, cumplidos hace dos semanas: Nelson Antonio Navas Ochoa. Sus compañeros de trabajo le reconocen el ser un profesional a carta cabal. Un cantante responsable, de esos que llaman “cumplidos”, pero la suerte en cuanto a promoción nunca le acompañó. “Bueno, yo he hecho mi trabajo, y sí, es cierto, siempre me ha caracterizado la responsabilidad. Los directores de las orquestas con las que he trabajado jamás han tenido problemas de ese tipo conmigo. "

Al preguntarle sobre sus inicios, se lo piensa largo rato. Cuenta con los dedos y habla bajito. Es como si llamara al recuerdo para revisar en la mente los pasos que ha dado. No es asunto de vejez sino de trabajo, porque el hombre ha sonado con varias bandas.

“Diría que canto desde niño, porque en la escuela yo era el cantante de cualquier grupo que se
formara. Ahora, profesionalmente me inicio con el “Grupo Coloramic” en 1968. Era una agrupación de fiesta, de esas que tocan todo lo que el público le pida. Teníamos que estar pilas con lo que estaba de moda, lo que sonaba en la radio, porque de seguro nos lo iban a pedir o nosotros sorprendíamos con tal o cual tema. Luego pasé a formar parte del “Sexteto Venezuela”, donde de vez en cuando tocaba Alfredito Franchesqui, quien era el timbalero oficial del “Sexteto Juventud”. Fue él quien me recomendó con el director y dueño de la agrupación, el querido Olinto Medina, porque Carlos “Tabaco” Quintana estaba por irse de la agrupación y necesitaban
un cantante. Olinto me probó, le gustó mi voz y me quedé con ellos por espacio de seis años”, cuenta.

CHARANGA TÍPICA Y SABROSA
No tiene Nelson Navas un estilo definido al cantar. Es una característica de quienes trabajan con las sonoras. Bien se desplaza en un bolero como en un danzón. Pero la mayoría lo califica como guarachero nato, porque tiene sabor y mucho ritmo, requisitos indispensables a la hora de poner a gozar al bailador. “En el país ha habido buenos guaracheros, y fíjate lo que estoy diciendo. Hablo de los viejos, de Chico Salas, de Víctor Piñero o de Cheo García, que fue el ‘rey de la
guaracha’. A mí me gustaba ese estilo y creo que lo desarrollé bien. Claro, al llegar la ‘salsa’ la
cosa fue fácil, porque el género se compone de varios ritmos, entre ellos la guaracha, que con unos buenos arreglos era fácil de transformar”.

Luego del “Sexteto Juventud”, con los que grabó seis LP’s, Nelson pasó a trabajar un tiempo con
“Nelson Aliso y sus Estrellas”, más tarde con “La Charanga 80” de Kiko Pacheco, “La Magnífica” de Elio Pacheco, “La Pandilla” de Albóndiga y como seis años con “Coco y su sabor Matancero”, agrupación con la que tuvo que hacer de tumbador. “Que no es nada fácil ser cantante y a la vez tocar un instrumento como ese, porque hay que tener mucha coordinación”, asevera.

Nelson Navas, nacido en la parroquia Santa Rosalía, dice tener 3 hijos en el matrimonio y 3 fuera
de éste. El hombre es multiabuelo y bisabuelo. Son 14 nietos y 6 bisnietos. “En realidad son 6 hijos. Nunca he perdido el contacto con ellos, eso es importante, tú sabes”. Fundó, hace 20 años, La Charanga Típica y Sabrosa. Asegura que no le ha ido mal con la agrupación, porque siempre hay trabajo. “Ahora como que hay más, porque han surgido varias orquestas y la competencia siempre es sabrosa. No regalamos el trabajo, pero no somos careros. El asunto es comer varias veces. Tenemos un buen sonido y nos paramos al lado de cualquiera. Lo demostramos cada vez que podemos”.

Angel Mendez Swing Latino

Orlando “Watussi” impone la salsa venezolana en Italia  

El carisma que tiene Orlando Castillo, mejor conocido como “Watussi”, bien quisiera poseerlo cualquier candidato a la Asamblea Nacional, sólo que nuestro personaje es un trovador, hombre de pueblo, sonero de calle. Un cantante que se ganó su público a fuerza de calidad y de demostrar que los sueños son posibles.

“Watussi” se crió en La Pastora; muchos creíamos que había nacido allí, pero el hombre vio la luz
un 23 de marzo, en Marín, un pueblito cercano a San Felipe, capital del estado Yaracuy, donde se mantiene viva la leyenda de María Lionza.

Hablar de sus comienzos es pasearse por un camino trillado. Digamos que se inició con Los Satélites de Cheché Mendoza y que transitó por la musicalidad de Porfi Jiménez y Federico y su
Combo Latino. Piensa que fue el destino el que lo llevó al lugar donde se encuentra, porque hubo
muchos escollos que debieron ser superados.

PROFETA EN OTRAS TIERRAS
“Fíjate que... yo me iba a quedar con Nuestra Orquesta La Salsa Mayor”. Padilla me fue a buscar para que sustituyera a Carlitos “El Grande”, quien al igual que Pellín, había decidido irse a Panamá, pero no se dio porque Leo Pacheco objetó mi incorporación. Eso me dolió porque fui yo, en parte, responsable de que él estuviese en la música. Me deprimí, pero el incidente me hizo entender que debía buscar otros rumbos. Ya había probado en Puerto Rico y Nueva York, pero me regresé. Es más, éramos Rubén Blades y yo los que íbamos a grabar el disco de retorno
de Barreto, pero yo me regresé a Venezuela porque mi esposa estaba embarazada y todo eso.
Creo que fue una buena decisión porque no estaba preparado para Nueva York”.
—¿Luego?
—Pasó el capítulo de La Salsa Mayor
y fue “El Negro” Mendoza quien me ayudó a regresar. Me regaló el pasaje y con 200 dólares
me fui a Puerto Rico. Allí, entre penas y penurias, me conecté con Rafael Cortijo y cuando ya tenía el agua al cuello y comenzaba a almorzar con una hamburguesa, Bobby Valentín me contrató. Te digo que la rumba estuvo buena hasta que llegó la huelga de los músicos, el boicot a los dominicanos.

Le dije a Bobby: “Maestro, no le voy a ocasionar problemas, así que mejor dejo la orquesta”. No
me podía quedar y la alternativa era regresarme a Venezuela; preferí irme a Nueva York.

LA GRAN MANZANA, LAS CALAVERAS...
“Watussi” llega a Nueva York precedido de una fama como cantante. Se había pegado “La Boda de ella” y al venezolano lo habían visto montado en la tarima. Ya era conocido en el ambiente.
“Allí comencé a frecuentar El Corso, Casablanca y esos lugares donde había mucha salsa. Iba
donde estaba el Conjunto Libre, que era el que me gustaba. Estuve con Joe Cuba, Larry Harlow, Casanova y Montuno y con Típica 73; con Cortijo también estuve prácticamente hasta que murió”.
—¿Y el Libre?
—Un día Manny Oquendo me invitó a cantar. Al terminar yo la canción, le dijo a Pupi Torres que
si él se iba de la orquesta no había problemas, que ya tenían cantante. No era mi intención, pero
me quedé cantando solo por más de seis meses, hasta que Pupi regresó. Luego del Libre pasé tres años con Bobby Rodríguez y su Compañía, la mejor orquesta con la que he estado. Bobby era tremendo músico y tremenda persona, sólo que no sabía vender la orquesta y perdimos muchas
oportunidades”. Cuenta que “Las Calaveras” era una pieza programada para Junior
González, pero cuando iban a grabar el disco tuvieron problemas con él y lo llamaron para que
montara los números.
“Fue algo extraordinario. Fíjate que tuve que montar la voz en el tono de Junior González. Digo extraordinario porque hasta el sol de hoy la gente pide el número en todas partes. Es una de esas canciones que no se despegan del gusto del público. Un clásico de la salsa y me tocó a mi interpretarlo”.

EUROPA
Fue el timbalero venezolano Alfredo Cutuflá, residente en París, quien lo llevó a Europa. Había ido Cutuflá a NY para contratar a Cheo Feliciano, pero Cheo no pudo ir y Cutuflá se decidió por “Watussi”. “Fue el destino Ángel. Eso fue en diciembre del 1988. Demás está decirte que me quedé. Pasaba 6 meses en Italia y 6 en NY, hasta que me quedé. Allí he logrado muchas
cosas. Fui considerado el más importante de los cantantes de salsa latinos en el continente europeo, entre los que también está Camilo “Azuquita”. Después de eso han llegado unos cuantos. Hice el primer concierto de salsa en los Emiratos Arabes, el primer concierto en Albania. Hace tres años me otorgaron el “Latino de Oro” en Italia.

Pronto “Watussi” se irá nuevamente a Italia. Mañana lo veremos en “El maní”. ¡Echa, Echa!

Angel Mendez
Swing Latino

Salsaboryson rinde homenaje a Ray Barreto  

Marcial Istúriz en el bajo, Alberto González en la flauta y la percusión a cargo de Alberto Borregales y Ronald Becerra

“Pastorita tiene Guararé conmigo, yo no sé porqué será / Pastorita tiene guararé conmigo, yo no sé por qué será… / Yo nunca le hecho nada / Ella es mi amiga del alma y la llevo en el corazón…”

Justo allí entra el mambo de la canción y el boricua Tito Gómez comienza a sonear de lo lindo. El sonido de las tres congas de Ray Barreto –estilo que le copió a Tata Guines– inundaba en ese momento la plaza Juan Pedro López del BCV. El estilo inigualable del “manos duras” revelaba que, de alguna manera, el hombre había resucitado con ese cutuplá, cutuplá, cucutuplá plah plah.

Golpes secos para dar bienvenida a los trombones y la gente que comienza a hacer piruetas… ¡Salsaboryson con el guararé!... Pastorita tiene guararé / Pastorita tiene guararé / Pastorita tiene guararé…

Fue un paseo musical extraordinario por lo más granado del tumbador el que brindó "Salsaboryson”, poderosa agrupación venezolana que con cada presentación rinde tributo al más afamado conguero de raíces latinas nacido el 29 de abril de 1929 en la ciudad de Nueva York: Raymond Barreto Pagán.

El salsero cumpliría 81 años este próximo jueves.

Cuatro años de trajín

“Salsaboryson”, una orquesta con todos sus timbales; poseedora de una extraordinaria musicalidad, la que le imprime su director, Alberto González, admirador, como todo buen salsero, de las genialidades de Ray Barreto en las tumbadoras, heredero directo del sonido de Chano Pozo y alumno destacado del legendario Tata Guines. “Manos duras” Barreto, quien tantas veces brindara al público golpes extraordinarios sobre el duro cuero al lado de esa otra portentosa figura que fue Mongo Santamaría. Quienes asistimos a la propuesta de “Salsaboryson” en el concierto del BCV, tuvimos la dicha de recordar momentos inolvidables, cuadros acontecidos en la mejor época de esa salsa que tuvimos la oportunidad de disfrutar y cuyas escenas quedarán impresas en nuestra memoria. No fue difícil la evocación de esos pasajes con la agrupación de González.

Por si esto fuera poco, algunas estrellas venezolanas aceptaron la invitación de participar en el evento. “Príquiti” Sojo, presentador oficial del arayé, anunció a dos percusionistas que con su destreza en las pailas harían retumbar el recinto: el maestro Alberto Borregales, curtido en la rumba de calle, tumbador hecho en la esquina del barrio, y el prolífico Marcial Istúriz, un joven que no se conforma con sonear sabroso sino que, además, se atreve a montarse en el bajo, recorrer las teclas, soplar la flauta y darle duro a los cueros. Un músico integral que lentamente va logrando sus galones en el género.


Marín y Farías le cantaron a Barreto el pasado 21 de abril en la plaza Juan Pedro López del BCV. Fotos Ángel Méndez

Curr ículum
“Salsaboryson” se inició hace cuatro años. Surge de una idea gestada entre los espacios de la UCV y en la populosa barriada de La Coromoto, en San Martín. Las canchas deportivas bien sirvieron para el divertimiento al aire libre, con noches de conga, jazz y mucho son. Así como se formaron,
sin mucho espaviento y con sobrado ritmo. Un estilo de aprendizaje que persiste en Cuba, Puerto
Rico, Nueva York, Venezuela y Colombia.

Los barrios que se niegan a morir en la desidia. La orquesta interpretó las canciones de su más reciente producción discográfica: “Montuno a Barreto”, donde se incluyen Guararé, Quítate la máscara, Indestructible”, Llanto de cocodrilo, Trompeta y trombón, Mírame de frente y El hijo de Obatalá, entre otros temas, que seguramente formarán parte de su repertorio en su próxima participación en el “Margarita Salsa Festival 2010”, evento internacional que tendrá lugar el próximo mes de junio y donde la agrupación compartirá tarima con Tito Rojas, Cano Estremera, Adalberto Santiago, Bailatino, Rumberos del Callejón y Magia Caribeña.

Angel Mendez
Revista Swing Latino 27/04/2010

Adalberto Santiago, graba por vez primera como solista en el año:

Respuesta a la pregunta anterior...

Quien fue el primer baterista de los Van Van.
El 22% de los viistantes acertaron alindicar que Blas Egüe fue el primer Baterista de los Van Van

Inscribete en OZUSALSA

Inscripción en Organización Zuliana de Salseros

Nombre Completo:
Correo Electrónico:
Teléfono celular:
Tip: How to clear history
How to clear history saftly
Teléfono Hab.
Dirección
Dirección Trabajo
Teléfono Trabajo
Verificación de Imagen
Por favor introduzca el texto de la imagen
[ Refrescar Imagen ] [ Que es esto? ]